Game Boy

Si hay alguien que pretenda algo de la forma más auténtica y ambiciosa, con lo mínimo, esa es Nintendo y ese fue Gunpei Yokoi, padre de nuestra protagonista de hoy; La Game Boy.

Game Boy

Gunpei Yokoi, el padre de la Game Boy

A finales de los ochenta, en plena popularidad de otra creación de Yokoi, las “Game and Watch”  (aquellas maquinitas de Nintendo, con un único juego y pantalla LCD) , todo/a joven bohemio/a soñaba con cuatro cosas: el Ferrari Testarossa del “OutRun”, Tom Cruise o Rebecca de Mornay, un Walkman y poder tener una videoconsola de bolsillo con las prestaciones de una de sobremesa. Evidentemente, los dos primeros se antojaban complicados, el tercero accesible con el dinero a escondidas de la abuela y el  cuarto, un pequeño sueño. 

Y el sueño se hizo realidad

Tras presentar un prototipo en 1987, fue dos años después cuando Yokoi y Nintendo sorprendieron al mundo con la “Game Boy”, una videoconsola portátil, que hacía lo máximo con lo básico. Presentaba unas características técnicas que hoy en día suenan a otro tiempo muy lejano, como 8 bits, 4,16 MHZ de procesador, 8 KB de RAM , cuatro niveles de color verde en su pantalla (no, la primera no fue a color) y salida para auriculares. Por si fuese poco, veinte señoras horas de autonomía con sus cuatro pilas AAA. Todavía hay más, con ella venía un cartucho que era, es y será la madre de toda adicción: el Tetris.

Aquí hacemos un inciso para poneros la retransmisión de la final de Tetris comentada. Magia.

A todo lo anterior le sumamos los cartuchos de Mario o los Zelda (entre muchos otros títulos), el poder viciar en el asiento de atrás del coche de tu padre, como alternativa a contar camiones o postes de la luz y a jugar con el Casio a dejar el cronómetro en el “0:00:00” y tenéis el producto definitivo. 

¿Quién no tuvo una Game Boy?

El éxito fue abrumador y diez años después empezaron las actualizaciones de tamaño fenómeno. Llegó la “Game Boy Pocket” con menos pilas, más pequeña y más pantalla, la cámara con posibilidades de edición  e impresión y la “Game Boy Color”, con un microprocesador más, aunque todavía sin retroiluminación (Ay! Aquel “Street Fighter Alpha”).

La perfección llegó con la “Game Boy Micro” ya con la demandada iluminación unida a un tamaño irrisorio y con las “Game Boy Advance”, estas últimas con procesador de 32-bit, algo impensable en los tiempos del Deportivo de Arsenio, el Brasil de Parreira, el United de Cantona o la farmacia de Lourdes. 

Os diremos más, la obra culmen fue la “Game Boy Advance SP”, retroiluminada, plegable y al igual que la anterior “Advance” retrocompatible con los cartuchos de las Game Boy anteriores. Ya no eran tiempos de jugar con el Casio, pero amigos y amigas míos, nada que ver con el juego de la “serpiente” de los Nokia. 

Catalogo de Juegos; Mario, Zelda y compañía

¿Juegos? ¿Alguién ha dicho juegos? Está bien, estos han sido algunas de sus maravillas:

  • Los “Mega man”,
  • Duck Tales”,
  • Los “The Legacy of Goku
  • Street Fighter Alpha
  • Los “Metroid
  • Los “Pokemon
  • Zelda: Link´s Awakening
  • Tetris
  • Super Mario Land” y “Super Mario Land 2
  • Donkey Kong
  • Wario Land
  • Zelda: Oracle of Ages
  • Mario Tennis
  • Los “Castlevania”.

Para acabar os contaremos que era muy dura, más que un T-1000. Prueba de ello fue el hallazgo de una unidad hecha polvo en plena Guerra del Golfo y que sigue funcionando (y expuesta) hoy en día. O que existe otra unidad bañada en oro de 18 quilates  ¿Propiedad del Príncipe de Zamunda?

Game Boy

Si no has visto el Principe de Zamunda tu infancia es una verdadera mierda

 

Y hasta aquí hemos llegado hoy con la gran sucesora de los juegos de agua, que si bien estos no necesitaban pilas, no tenían a Mario dentro. 

Game Boy

Las tardes de mediados de los 90 eran jugar a la Game Boy y beber Coca Cola (Sin cafeína)

 

Vuestro experto consolero Basilio Frean, “El de las autoescuelas”

Recuerda que Basilio nos escribió ya sobre la Sega Saturn y las retro consolas.